TRABAJAMOS CON PERSONAS Y COMUNIDADES

Las personas primero, ¡siempre!

Ponemos nuestro granito de arena para mejorar la vida de las personas. Siempre y en todo lo que hacemos, tenemos la mira puesta en las cosas que nos mueven: la igualdad, la diversidad y el respeto por los derechos humanos.

Las personas primero, ¡siempre!

Sabemos que, aunque todos somos diferentes, merecemos los mismos derechos. Por eso queremos mejorar el día a día de la mayoría de las personas. No es un discurso publicitario, no lo decimos para ganar reflectores: es lo que buscamos cada día para todos los que nos rodean.

Para ello, nos basamos siempre en los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos.

Es parte de todo lo que hacemos, desde nuestro trato con quienes nos visitan, hasta nuestro código de conducta para proveedores, que se llama Estándar IWAY.

Los niños importan

Queremos que los niños alcancen su mayor potencial. Nuestras tiendas están diseñadas como enormes áreas de juego, en donde los pequeños podrán divertirse y aprender como en casa.

¿Cómo sabemos que lo estamos haciendo bien? Llamamos a expertos en desarrollo infantil que nos ayudan a adaptar nuestros espacios a cada una de las etapas de desarrollo de los niños. ¿Quién dijo que aprender no es divertido?

Pero vamos mucho más allá. Todos los días defendemos el derecho de los niños a estar protegidos contra el abuso, la explotación y el abandono. Desde el año 2000 tenemos un estricto código de conducta sobre el trabajo infantil, que desarrollamos en estrecha colaboración con Save the Children y con el asesoramiento de la Organización Internacional del Trabajo y UNICEF.

Queremos ser parte de la solución

Apoyamos a quienes mejor conocen las necesidades de su comunidad. Por eso apoyamos organizaciones sin lucro, con fines sociales y a grupos comunitarios.

También construimos relaciones a largo plazo con socios locales, que nos permitan hacer un cambio real en las comunidades.

Esto es mucho más que un “proyecto empresarial”: impulsamos a todos nuestros colaboradores a ser voluntarios activos por una buena causa.

QUEREMOS UNA VIDA SANA Y SOSTENIBLE

¿Preocupados por la ecología? ¡Sí!

Iniciativa por un mejor algodón: Hay mucha tela de dónde cortar cuando se trata de producir algodón verdaderamente sostenible. Por eso hemos ayudado a cerca de 110 mil agricultores con capacitaciones y escuelas de campo.

Aceite de palma 100% sostenible: En IKEA sólo usamos aceite de palma producido de manera sostenible. ¿Por qué? Porque muchos lugares del sudeste asiático tienen prácticas agrícolas de tala y quema que han contribuido a prolongar los períodos de neblina en la zona. No podemos quedarnos con los brazos cruzados.

Queremos atacar al problema de raíz: la meta de nuestro Estándar Forestal IWAY es que para 2020, el 100% de nuestra madera cumplirá con los estándares del Consejo de Administración Forestal, la organización internacional que promueve la gestión responsable de bosques del mundo, y realizamos auditorias constantes para verificar que las certificaciones FSC estén vigentes.

LA OTRA VIDA DE NUESTROS MUEBLES

¿Por qué dejar morir un mueble si podemos convertirlo en otro mueble? Queremos que todos los productos de IKEA se vuelvan materia prima para nuevos diseños. Por eso nuestros productos tienen materiales más duraderos, que pueden tener más de una vida solamente.

El 60% de nuestra gama está basada en productos reciclables.

Cuando nos visites, no te extrañe ver información sobre el uso y destino final de la vida útil de un producto. Es una invitación a que te unas a nuestra causa: dar a nuestros muebles muchos años de vida en los hogares mexicanos.

SOMOS JUSTOS Y EQUITATIVOS

Mejor trabajar juntos, trabajar mejor juntos ¿Hemos dicho que nuestra prioridad es la gente? Bueno: nuestra prioridad es la gente.
Por eso nos ocupamos de tener lugares de trabajo seguros y agradables, donde cada colaborador pueda alcanzar todo su potencial.

Por eso nos saludamos por las mañanas y nos tratamos de manera justa. Por eso no nos vemos el color de la piel ni la orientación sexual ni la religión ni el género ni la edad ni las características físicas; en vez de fijarnos en todo eso, preferimos enfocarnos en la sonrisa que cada uno de nosotros lleva en la cara.

Nos enfocamos en trabajar juntos.

Y no sólo dentro de las tiendas.
También con los artesanos y pequeños productores, con quienes creamos ediciones especiales, con textiles hecho a mano, cerámica y papel, por ejemplo.

Estamos convencidos de que ser diferentes nos hace ser mejores, siempre que trabajemos juntos.

Una buena relación con proveedores

Cuando se trata de relación con proveedores, tenemos un mantra que se llama IWAY. Es el código de conducta del proveedor de IKEA. Lo creamos en el año 2000, para que las más de 600 mil personas que trabajan para nuestros proveedores en todo el mundo, reciban un trato justo y equitativo. Cuidamos nuestra relación con cada uno de nuestros proveedores, y nos enorgullece decir que, gracias a IWAY, ellos también cuidan su relación con sus colaboradores.